España suma a día de hoy 1725 muertos por la epidemia de COVID 19 y por desgracia es, a día de hoy, el país del mundo donde más rápidamente crece el número de contagios. Creo sinceramente que habiendo tenido el permanente ejemplo de Italia que en todo momento ha ido por delante marcando lo que iba a ser nuestra evolución, España debería haber tomado medidas antes y que habrá que en su día exigir responsabilidades a quienes nos gobiernan y que han demostrado una enorme dejación de funciones. Nos enfrentamos a la peor epidemia con el peor gobierno posible.

LA ENORME IRRESPONSABILIDAD DE LA MANIFESTACIÓN DEL 8M

Pedro Sánchez elude su responsabilidad en la temeraria celebración de las manifestaciones feministas del 8-M al asegurar que las decisiones relacionadas con el coronavirus las marcaron y siguen marcando en todo momento «la ciencia» y los «expertos». Pero lo cierto es que el Gobierno Sánchez apostó por seguir adelante con las manifestaciones feministas del 8-M en Madrid a pesar de que los casos de coronavirus comenzaron a dispararse 72 horas antes de las masivas marchas feministas a las que las ministras acudieron por cierto con guantes de latex.  De hecho, el día 7 de marzo, Madrid ya se encontraba en una situación epidemiológica muy seria: el número de contagiados ya superaba la barrera del millar, y había ya 17 muertos sobre la mesa. El mismo director del centro de coordinación de emergencias y alertas del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, reconoció el mismo 8 de marzo en rueda de prensa que conocían que el número de casos aumentaba en Madrid de forma exponencial. Pero sobretodo teníamos el ejemplo adelantado de Italia que ya había emitido el decreto de aislamiento y confinamiento de nada más y nada menos que de 16 millones de personas. Además en ese momento se habían emitido ya claras recomendaciones  de la comunidad científica internacional y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que elevaba el 28 de febrero de «alto» a «muy alto» el riesgo de propagación del coronavirus en España. Y a pesar de todo ello Pedro Sánchez se escuda en la ciencia y los expertos para no solo no haber suspendido la enorme manifestación de más de 100.000 personas sino haberla alentado. Dando por sentado que los españoles debemos ser tontos, el ministro Illa afirmó que el cambio de situación se produjo «el domingo al anochecer», justo después del final de la manifestación. El lunes ya nadie ocultaba la enorme gravedad de la situación y se anuncian súbitamente medidas duras para la contención de la epidemia. ¿De verdad el escaso rédito político que PSOE y Podemos pretendían ganar con esa manifestación feminista merecía la pena con los contagios y posiblemente muertos que se producirían por ella? Apenas 5 días después de la manifestación, el periodo de incubación medio del COVI19, Madrid cuadruplicó el número de hospitalizados por esta enfermedad. No tengo la menor duda de que si la manifestación del 8M hubiese sido promovida por un gobierno del PP ahora las redes sociales y posiblemente las sedes del PP estarían inundadas de personas gritando “asesinos”. Es la eterna doble vara de medir que en este caso afecta a algo tan importante como la vida y la muerte de cientos, quizá miles de españoles. Pero el desastre en la gestión de este gobierno de la mayor crisis sanitaria que España enfrenta sólo acababa de empezar.

EL DESASTRE DE LAS IMPORTACIONES DE MASCARILLAS POR EL EFECTO CONFISCATORIO DEL GOBIERNO

En el decreto de estado de emergencia el gobierno advertía de la inminente incautación de material sanitario, mascarillas, geles hidro alcohólicos, gafas protectoras y trajes dejando ya muy a las claras que el ministerio de sanidad carecía de este material. Ni siquiera se hablaba de un justiprecio a las empresas que en su legítimo derecho habían adquirido o fabricado por cauces legales y legítimos ese material. Directamente, a diferencia de otros países, se procedía a su incautación. El inmediato resultado fue la cancelación masiva de pedidos de millones de mascarillas que, de llegar a España, iban a ser literalmente confiscadas sin ni siquiera el abono de su coste a las empresas importadoras. Paralelamente los exportadores chinos cancelaron una gran cantidad de envíos a España desviándolos a otros países, especialmente Alemania, dado que no tenían ninguna garantía de cobro de ese material mientras que Alemania, sí ofrecía un justiprecio. ABC denunció ayer por ejemplo la cancelación de un envío de 1 millón de mascarillas que iban a ser enviadas a España y que finalmente los chinos decidieron enviar a Alemania donde el gobierno alemán sí paga un justiprecio. El resultado de este aviso de incautación ha supuesto un tiro en el pie del propio gobierno, que ahora sí, no tiene material para enviar a los hospitales, material que iba a haber llegado por los cauces normales en breve periodo de tiempo. El despropósito ha llegado a tal extremo que la Comunidad de Madrid denunció la incautación en la aduana de material sanitario de urgencia que iba dirigido a los hospitales madrileños y que ya estaba abonado. Además, la fábrica de mascarillas de Alcalá la Real que estaba fabricando mascarillas a ritmos frenéticos para atender las peticiones de hospitales y distribuidores sanitarios y farmacéuticos gracias a la plena dedicación de sus 200 trabajadores fue directamente tomada por el gobierno y su stock de 150.000 mascarillas que iba a salir al día siguiente hacia los hospitales de Andalucía requisado. Pesa a la enorme colaboración de Pedro Montañés, dueño de la fábrica y de sus 200 trabajadores que en todo momento colaboraron con la guardia civil y con el propio ministerio (de hecho la Guardia Civil le felicitó por su colaboración), al día siguiente, 16 de marzo, el gobierno en una comparecencia transmite que se han incautado 150.000 mascarillas. Inmediatamente a través de las redes sociales y de las terminales mediáticas del gobierno, lease LA SEXTA, en donde se les llamó miserables especuladores, se linchó a esta empresa y a sus trabajadores.

https://www.libremercado.com/2020-03-20/coronavirus-pedro-montanes-fabricante-mascarillas-linchado-mediaticamente-intenta-recuperarse-nos-han-hecho-mucho-dano-1276654313/

Y ahora díganme. Tras ver esto, qué deberían hacer el resto de importadores y empresas que tenían pedidos en curso. Tras el linchamiento mediático y la confiscación de sus propiedades sin contrapartida cancelaron sus pedidos y los fabricantes chinos, bien conocedores del viejo sistema comunista, no contaron con recibir un solo euro de un gobierno que aplica los mismos métodos que antaño sufrían ellos. El resultado, España se quedó sin material médico que fue a parar a Alemania donde dicho sea de paso, las tasas de letalidad del COVID están siendo 10 veces más bajas que en España.

Por cierto, que ha tenido que acudir en ayuda del gobierno el denostado empresario Amancio Ortega donando 300.000 mascarillas. No sé si nuevamente Podemos volverá a decir que hay que devolvérselas porque viene de un capitalista aun cuando el estado claramente se ha visto incapaz de proveer de ese material sanitario a sus propios trabajadores.

PASEAR AL PERRO SI PERO AL NIÑO NO

Pero continuemos con el decreto de estado de emergencia de este gobierno progresista. A mí personalmente me llamó enormemente la atención la famosa excepción para poder salir a la calle del paseo de mascotas. No solo figuraba dicha excepción en el decreto sino que el propio Pedro Sánchez, siempre más preocupado de la imagen que da, en este caso al colectivo animalista, nombró esa excepción del paseo del perro en su comparecencia explicativa del decreto del estado de alarma. De esta manera no se podría salir a la calle acompañado de un menor o un discapacitado, aunque conviviera contigo y fuera para hacer algo urgente y necesario, pero sí se podía salir con el perro, simplemente a dar un paseo. No sé a ustedes pero a mí me parecía una curiosa situación. A día de hoy esto ha sido solo parcialmente subsanado en un segundo decreto que corregía al primero. Que sepan ustedes que hoy se puede salir a pasear al perro pero no a un menor, aunque sí se puede ir a algo urgente acompañado de un menor. Sigue siendo curioso o al menos a mí me lo parece.

¿200.000 MILLONES PUESTOS PARA LA CRISIS DEL CORONAVIRUS?

Ni una sola rebaja fiscal para las ahogadas empresas y ciudadanos, ni una sola moratoria sobre el pago de impuestos, cuya campaña de IRPF será probablemente la única cosa que no se parará durante la cuarentena y que inexorablemente recaerá sobre las ya exiguas arcas de ciudadanos y empresas. En cuanto a la medida estrella del gobierno, una supuesto inyección de 200.000 millones de euros, les dejo simplemente tres vídeos muy ilustrativos de lo que realmente suponen y son.

Vídeo del economista Juan Ramón Rallo

https://www.youtube.com/watch?v=vguBGxvNL50

Vídeo  del periodista Carlos Cuesta

https://www.youtube.com/watch?v=SkYpUrgIdvA

Vídeo del presidente del presidente de ATA (autónomos)

https://www.youtube.com/watch?v=8uCclDePWpA

LA EXALTACIÓN DE LO PÚBLICO FRENTE A LO PRIVADO

¿Se han fijado ustedes que desde el gobierno se está constantemente aludiendo a los recursos públicos como si fueran los únicos que están aportando al país en esta crisis sanitaria tan grave? Es llamativo sobre todo cuando lo primero que hicieron fue hacerse con  todos los recursos materiales y humanos de los hospitales privados y por tanto hay que decir bien alto y claro que son los médicos, enfermeras y personal sanitario de los hospitales públicos y privados los que están luchando a brazo partido contra este virus y lo están haciendo de forma ejemplar todos ellos, los profesionales públicos y los privados también. De hecho me consta por ejemplo que aquí en Madrid hay centenares de pacientes graves que la Paz, hospital público, ha derivado a la CUN, hospital privado, para su hospitalización y tratamiento. Hagamos pues lo que no hace el gobierno, un reconocimiento a TODO el personal sanitario y no sólo a una parte.

Desde el gobierno sólo se habla de forma reiterada de la extraordinaria sanidad pública y de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado. Ni un solo agradecimiento a la sanidad privada que ha aceptado la derivación de miles de casos graves desde el sistema público. Ni una sola mención a las farmacias que también forman parte del sistema sanitario español y que estos días están haciendo una labor encomiable. Ante el colapso de los números telefónicos que las autoridades han puesto para los afectados o sospechosos de tener la enfermedad muchos ciudadanos, incapaces de comunicar con estos números, se dirigen a las farmacias, primer y más cercano centro sanitario en muchos casos, para obtener un consejo y un primer tratamiento, pero probablemente no oirán nunca agradecimiento alguno porque son establecimientos sanitarios privados. Tampoco habrán oído ninguna mención de agradecimiento a los políticos de la generosa donación del denostado Amancio Ortega o de otras muchas empresas que han tenido que conseguir las mascarillas que los políticos han sido incapaces de obtener. Tampoco ninguna mención a los transportistas que con su esfuerzo y riesgo transportan las mercancías necesarias en esta crisis. Parece incluso oyéndole a hablar al presidente que siempre busca el horario “prime time” , que el esfuerzo logístico que las empresas privadas han llevado a cabo, se lo tengamos que agradecer a él. La realidad es que no ha sido el gobierno sino El corte Inglés, Mercadona y Amazon los que han conseguido dar respuesta al espectacular esfuerzo logístico que ha exigido la población. Pero nuevamente no oirán reconocimiento alguno a estas empresas y empresarios sino más bien una insinuación de que el suministro lo garantiza el gobierno. Podría seguir con muchos más ejemplos de cómo se intenta dar la percepción de que es el Estado el único que nos protege y al que debemos el curarnos y el comer cuando en realidad el mismo esfuerzo se está llevando a cabo desde la sanidad privada y empresas privadas. Desde estas líneas mi mayor homenaje y reconocimiento a todos ellos sean públicos o privados.

EL EJEMPLO DE LA CUARENTENA DEL VICEPRESIDENTE

Se nos pide a los ciudadanos una actitud de obediencia a lo que las autoridades sanitarias dictaminan, pero tenemos un vicepresidente que ha hecho alarde de saltarse las normas sanitarias prescritas no una ni dos sino tres veces. Aun teniendo la obligación de permanecer en cuarentena y sólo para conseguir una mayor protagonismo político se la salta impunemente. Un gran ejemplo para todos los españoles a los que se les pide obediencia.

MIRADA DE OPTIMISMO Y AGRADECIMIENTO

España se enfrenta probablemente a uno de las envites más difíciles de su reciente historia. Una crisis sanitaria sin precedentes a la que sin duda seguirá una crisis económica de descomunal envergadura pero a la vez España sigue siendo un gran país con muchas personas e instituciones públicas y privadas de una enorme valía y profesionalidad. Gracias a ellas, saldremos de esta y pronto todo quedará en el recuerdo. Aprovechemos como animábamos en un reciente artículo, para obtener buenas cosas de esta difícil experiencia. Cuídense mucho y cuiden sobre todo a los más vulnerables. ¡ÁNIMO!

 

Comparte esto:
  •  
  • 3K
  •  
  •  
  •  
  •  
    3K
    Compartidos