Creo que hay dos maneras de distorsionar la realidad, una es mentir o decir una media verdad y la otra es mostrar sólo una misma visión de las cosas poniendo el foco sólo en aquello que interesa. Al final, miramos donde nos ponen el foco.

¿Se han fijado en que los telediarios parecen prácticamente todos hechos con el mismo patrón? Un perfecto guion donde nos repiten machaconamente las mismas cosas sin dar pie a opiniones alternativas para darnos el mismo mensaje de qué cosas son las importantes y cuáles hay que obviar y qué criterios hemos de tener.

Fíjense a partir de ahora en que los bloques de los distintos telediarios, me da igual la cadena, son muy similares. Lo mismo se podría decir de las cabeceras de los periódicos.

Este es el patrón que machaconamente se repite…

  • El bloque Cambio climático. Vamos a morir todos asados como pollos en breve. La culpa la tiene el CO2.
  • El bloque Trump. El presidente de los EEUU es un inepto, inconsciente, xenófobo, misógino, violento y enemigo de la paz.
  • El bloque violencia machista. El heteropatriarcado masculino ejerciendo de nuevo su inevitable violencia sexista.
  • El bloque opresión de la mujer en sus distintas variantes: sueldos desiguales, techos de cristal.
  • Bloque Ideología de género: El nuevo derecho que tenemos todos a sentirnos hombre, mujer, trans o de género fluido. Somos lo que queramos ser y no lo que somos.

Del desastroso bloque político otro día hablaremos pues es de un apartado especial. En su día haré un post sobre ello que pienso titular. “No importa lo que se es sino lo que parece, la mentira por encima de todo”

Vamos a tratar cada uno de ellos muy por encima…

CAMBIO CLIMÁTICO

Si, hay claramente un consenso científico de que hay un cambio climático, en concreto un calentamiento global, pero lo siento, el origen antropogénico del mismo no está claro y menos aún ligarlo a la concentración de CO2 en la atmósfera.  No soy yo por supuesto un experto en clima, pero gracias a Dios tenemos internet y hay multitud de trabajos científicos que cuestionan esto. Solo voy a darles un dato curioso que arroja dudas sobre la verdad implantada oficialmente.

Cuando los primeros homínidos empezaron a caminar sobre la tierra la concentración de CO2 era de 4.000 ppm. Actualmente es de 400 ppm, diez veces menos. Es más, les sorprenderá saber el hecho de que estamos viviendo el momento de la tierra con menor CO2 atmosférico de su larga historia geológica. La temperatura global de la tierra en muchos de estos momentos fue muy inferior a la actual pese a haber muchísimo más CO2 en la atmósfera.

Ojo, no estoy diciendo que la teoría del efecto invernadero y del  CO2 y el calentamiento global sea falsa, pero si afirmo que no es una teoría demostrada y que hay datos como el que acabo de mostrar que la contradicen.

Muchos trabajos científicos en cambio, relacionan los cambios de la temperatura terrestre actuales más con la actividad solar que con la concentración de CO2. Estudios académicos indican que la contribución de la energía solar a la dispersión de la temperatura del aire puede ser un 83,5%, mientras que el aporte de dióxido de carbono es sólo un 2,4%. Para leer el artículo completo aquí.

No niego que el clima pueda estar cambiando, eso es más que probable pero me niego a considerar demostrado que el cambio es antropogénico y mucho menos debido a la concentración de CO2. Es cierto que tenemos la obligación de cuidar nuestro planeta y ser respetuosos con él, por supuesto, pero no menos cierto que una única visión sesgada de cómo cuidarlo supone un gran negocio para muchos y deja de lado muchos estudios científicos que proponen otras visiones no alineadas con la “políticamente correcta”

EL XENÓFOBO TRUMP, CONSTRUCTOR DEL MURO DE LA VERGÜENZA Y BELICISTA.

Solamente voy a dar algunos datos, si datos, objetivos…

Obama, premio nobel de la paz, bombardeó 7 países en menos de 6 años de presidencia. El Consejo de Relaciones Exteriores de EE.UU. (CFR, por sus siglas en inglés), que se especializa en política exterior y asuntos internacionales del país, presentó datos sobre los ataques aéreos lanzados sobre países extranjeros. Solo en 2016, el Gobierno de Obama arrojó al menos 26.171 bombas. Estas bombas fueron lanzadas en 7 países distintos. Ello equivale a 3 bombas lanzadas cada hora. Durante los ocho años de mandato de Obama, su gobierno no solo ordenó numerosos ataques aéreos, sino que también alcanzó una cifra récord de venta de armas desde la Segunda Guerra Mundial, llegando a los 265.471 millones de dólares, pero es igual, el primero fue premio nobel de la paz y Trump siempre será el belicista a pesar de que retire las tropas americanas de Siria y Afganistán.

En cuanto a expulsión de inmigrantes, el gobierno de Barack Obama, desde el  2008 expulsó a más de 2,8 millones de personas, transformándose en el presidente que más inmigrantes deportó en toda la historia de los Estados Unidos.

¿Y qué pasa con el famoso muro de Trump? pues que no era de él.  Ya existía. Casi 1000 km de muro. Fue construido por el presidente Bill Clinton, En concreto, desde principios de los años 1990, cuando el presidente demócrata Bill Clinton ordenó la construcción del primer tramo como parte de la «Operación Guardián». Este programa levantó 600 kilómetros de muro y 800 de barreras, pero claro, a usted le suena que el muro es de Trump, el que deporta a inmigrantes es Trump y no Obama. Afortunadamente los datos se pueden y se deben buscar para desmontar muchas de las realidades paralelas que nos pretenden enseñar.

VIOLENCIA MACHISTA

La violencia machista es una lacra a extinguir, pero no es la única y es la que tiene un eco muy especial en los medios y telediarios. Es desde luego una violencia especialmente execrable por hacerse hacia un elemento débil, en este caso de la familia, pero la mujer no es el único elemento débil de la familia.

Estoy de acuerdo totalmente en que hay que proteger a todos y a los más débiles especialmente, pero no sólo a las mujeres. En el 2018 murieron 47 mujeres por violencia de género. También en ese mismo año 22 niños fueron asesinados, 5 de ellos recién nacidos y otros 8 tenían entre 1 y 6 años. La mayoría de ellos fueron asesinados por su padre o su madre. Esa violencia intrafamiliar también merece la pena ser protegida con ahínco pero de estos niños no se hacen informes ni estadísticas y por ellos no se convocan de forma automática concentraciones de repulsa aunque son también víctimas débiles.

En los últimos 5 años 28 niños han sido asesinados por sus madres o madrastras, pero quitando el caso de Gabriel asesinado por Ana Julia Quesada, estos apenas tienen eco en los medios de comunicación. En el mismo período, 20 padres, parejas o ex parejas de las madres han matado a 24 hijos. Este dato sí es oficial: porque desde el año 2013 el Gobierno registra año a año los casos de niños asesinados por sus padres varones en el marco de las políticas públicas contra la violencia de género pero no les interesa el dato de los niños asesinados por las madres u otras personas cuando son tan víctimas los unos como los otros.

DESIGUALDAD SALARIAL, TECHO DE CRISTAL

En España, al igual que en todos los países occidentales, está totalmente prohibido que una mujer cobre menos que un hombre por realizar el mismo trabajo. Sin embargo  estamos muy acostumbrados a oír que las mujeres cobran menos que los hombres ¿Pero realmente trabajan las mismas horas? ¿Desean realmente el mismo grado de implicación en el trabajo? Un reciente estudio de Harvard que analiza la desigualdad de salarios de hombre y mujeres en los EEUU concluye que se debe al mayor número de horas que trabajan los hombres como a las decisiones voluntarias y personales que toman ellas y es que si una mujer decide libremente, ocuparse de cuidar a sus hijos renunciando a una carrera, eso está mal visto. La miran como si fuera una mujer alienada cuando en realidad se trata de una afortunada de poder elegir libremente lo que ella quiere hacer, cuidar de sus hijos a través de una excedencia, una reducción de jornada o incluso una renuncia temporal al trabajo remunerado. Respetamos la libertad de la gente menos en aquello que no vaya con nuestro modelo. Pues ella contabiliza también en esa estadística. Eso es lo que nos enseña el estudio de Harvard, que hay decisiones personales que se traducen en menos horas de trabajo, sueldos más bajos y seguramente años de no progresar en una empresa…

Hace poco estuve en mi entidad bancaria. Me atendió muy amablemente una empleada y la conversación derivó a que si algún día quería ser directora de una sucursal. Ella sonrió para decirme «Vivo más tranquila como segunda de abordo, cobro solo un poco menos y dispongo de mucho más tiempo para lo que me gusta, estar con mis hijos». Luego me comentó que de hecho es un puesto que le ofrecieron y al cual renunció “por ser más lista” que su jefe. Por supuesto el salario de su jefe y el de ella irán a engrosar las diferencias estadísticas de salario hombre mujer.

Pero en cuanto a otras diferencias de género vamos a poner el foco allí donde nunca los telediarios lo ponen. ¿Quiénes sufren trabajos más peligrosos? ¿Quiénes se dejan la vida en los trabajos, hombres o mujeres? Es otro foco, no digo que sea el importante sino otro distinto, ni más ni menos. Veamos:

Según los datos del INSS de accidentes de trabajo de 2017, el 67% de todos los accidentes laborales los sufrieron los hombres, frente a un 33% de las mujeres. Pero si hablamos de los accidentes graves, la cosa se pone más tensa: el 80% los padecieron los hombres y sólo el 20% las mujeres. Si seguimos en ese ritmo ascendente de gravedad y analizamos las cifras de muertes por accidente de trabajo, vemos que de los 618 accidentes mortales ocurridos en España en 2017, el 91% (562 fallecimientos) corresponden a varones y sólo el 9% (56 decesos) a mujeres. Nueve de cada diez accidentes de trabajo mortales tienen como víctima a hombres. Si excluimos los accidentes mortales en el vehículo camino del trabajo que entran dentro de estas estadísticas, es decir, si analizamos el número de muertes ocurridas en el mismo trabajo, la diferencia es de un 95% hombres 5% mujeres. Los telediarios podrían estar hablando cada día de lo oprimidos que están los hombres por jugarse la vida en los trabajos a los que son abocados y abrir cabeceras con la nueva víctima en los andamios (territorio por cierto donde no se exige la igualdad o la cuota 50-50).

IDEOLOGÍA DE GÉNERO. SOMOS LO QUE QUERAMOS SER. SER HOMBRE O SER MUJER ES UNA DECISION, UN SENTIMIENTO.

Son muchas los mini reportajes que acompañan las noticias del tipo “Valeria es una  mujer que nació encerrada en el cuerpo de un hombre”. Digan lo que digan hombres y mujeres nacemos y somos distintos, no solo en la fisiología sino también en cómo percibimos el mundo, nuestra forma de enfocar los problemas, en definitiva nuestra psicología y afectividad. Negar esto es negar el sentido común que últimamente pienso empieza a ser el menos común de los sentidos. Aun me acuerdo del famoso libro “Los hombres son de marte y las mujeres de venus”  del psicólogo Jhon Gray, best seller que considero debería ser de lectura obligatoria en los colegios. Pienso que evitaría muchos desencuentros en los matrimonios. Aunque ahora quizá se podría acusar a su autor de sexista, machista o incluso misógino. Yo creo que hombres y mujeres somos diferentes. Ni mejores ni peores sino extraordinarios los dos en cuanto a dignidad y valía. Pero no, ahora lo políticamente correcto es decir que somos idénticos tanto es así que podemos decidir el género o cambiárnoslo en una suerte de nuevo género que se ha llamado género fluido.  

Y digo yo, si uno en género es lo que siente y nada tiene que ver sus atributos físicos por qué no vamos a aceptar lo mismo para la especie o la edad. Si yo me siento de 6 años teniendo 52 que tengo ¿52 o 6? Ni estoy loco ni se trata de una broma sino de lo que se ha bautizado como la trans-edad.  En la avanzada Canadá un hombre de 52 años llamado Paul se sentía niña de 6 eso sí, después de tener 7 hijos. Las autoridades no solo le dieron la razón sino que le entregaron en adopción a una pareja de lesbianas que a su vez tenía otra hija de similar edad. También le concedieron la escolarización. Lo que no sé es cuan cómodos se sentirán el resto de padres del colegio a donde vaya.

 

Tampoco el sentirse otra especie lo he mentado por accidente. El colectivo de personas trans-especie no para de crecer y reivindican sus derechos a ser reconocidos como gatos, perros o lagartijas. Es el caso de Tom Peters, un británico de 32 años que ha pedido ser reconocido como la primera persona ‘trans-especie’ tras asegurar sentirse como un perro dálmata. Vive como tal, camina a cuatro patas, duerme en una caseta, come comida para perros y se expresa ladrando. Rachel, su exmujer afirma “Estoy orgullosa de él por ser fiel a sí mismo. Lo extraño. Por eso estamos más cerca que nunca” pero por lo que se ve le costó verse casada con un dálmata.

Fruto de todo este despropósito encontramos cosas tan curiosas como la recopilación  que el diario norteamericano world net Davy ha hecho de la gran cantidad de casos de deportistas mujeres, que nacieron hombres que están arrebatando los títulos a las genuinamente nacidas mujeres. Claro, si legalmente le reconoces a alguien que es mujer porque así lo siente, tiene todo el derecho a participar en deportes con el resto de mujeres. Podemos encontrar en la recopilación, desde campeones nacionales de halterofilia, ciclismo, balonmano o de artes marciales, donde un trans dejó en una final con conmoción cerebral a la mujer con la que competía. La mujer conmocionada Brents afirmó que el “puñetazo de Fox era diferente”. Curiosa situación, la ideología de género legaliza que un hombre de una paliza a una mujer.

No les parece con honestidad que en estos temas nadie se atreve a gritar que el Rey está desnudo, por miedo a que le critiquen o a no dejarse llevar por el pensamiento imperante. Por eso el cuento de Hans Christian Andersen me gusta tanto que da nombre a este blog. MIramos donde nos ponen el foco. Les invito a ver más allá, en otras direcciones.

Les invito a ver el próximo telediario “out of the box”, con una mente más abierta, más crítica. A buscar luego por internet y contrastar esas verdades absolutas, a mirar fuera de donde nos ponen el foco. Eso sí, luego han de estar dispuestos como yo lo estoy, a recibir el feroz ataque de la intransigencia de los que quieren imponer la única visión políticamente correcta.

Comparte esto:
  •  
  • 1.3K
  •  
  •  
  •  
  •  
    1.3K
    Shares