Ya advertimos en este blog hace 2 meses de que Pedro Sánchez quería repetir las elecciones y que eso se iba a producir. No somos profetas sino que advertimos que ese era su objetivo y que a partir de ese momento se iba a dedicar a “vestir la mona de seda”, construir un relato para vender a los españoles que la culpa de unas nuevas elecciones era de todos, menos de él. ¿La razón? Está seguro de aumentar sus escaños en los nuevos comicios y castigar a los rivales lo suficiente como para hacerle presidente por sumisión y sin ninguna exigencia. La demoscopia le da la razón: el CIS,  los sondeos internos y externos parecen confirmarlo. Obtendrá entre 140 y 150 diputados y eso sin contar con el efecto del aparato del estado trabajando a pleno rendimiento para él durante estos meses que quedan hasta la cita electoral.

Pero  ¿cuáles son los elementos que le hacen estar tan seguro de que conseguirá más escaños en unas nuevas elecciones?

  1. Dominio de la opinión pública través del aparato del estado y de los medios de comunicación.
  2. Eficacia de regar con dinero a los españoles en campaña a costa, claro está, del dinero de los propios españoles.
  3. Certidumbre de que gran parte de sus votantes aceptan la mentira porque “el fin justifica los medios”.
  4. El escenario al que recurre reiteradamente desde la presidencia de gobierno, rodeado de banderas y escudos institucionales en declaraciones con tanta pompa como falsedad que coinciden sospechosamente con el horario de “prime time” y que le da un aire de gran presidente que a la postre sabe que le beneficia. Vivimos en el mundo de la imagen que vale más que mil realidades y él y su equipo lo saben bien.

Pedro Sánchez podía haber gobernado en coalición, pero lo quería hacer solo y sin nadie que le hiciera sombra. Los argumentos que da para no haberlo hecho se caen por su propio peso.

¿EXPERIENCIA DE GOBIERNO?

Pedro afirma que los ministros de Podemos no hubieran tenido suficiente experiencia de gobierno de Administraciones Públicas. Esta es la última gran excusa que ha dado para no querer un gobierno de coalición, pero ¿qué experiencia tenía él cuando llegó a ser presidente con el apoyo de Podemos? Ninguna ¿Qué experiencia tenían en gestión de recursos públicos algunos de los ministros nombrados por él: un periodista, un astronauta…? Ninguna.

PEDRO, EL HOMBRE DE LAS MIL CARAS

Pedro también se ha caracterizado por aparecer cuando le conviene, como un constitucionalista convencido, cuando está en modo elecciones, o como un afín al nacionalismo, cuando está en modo moción de censura. No le importa afirmar una cosa y su contraria dependiendo del relato que quiera armar y difundir a través de los medios y el aparato del estado que tiene a su disposición el relato que a él más le conviene.

PEDRO Y LA DICTADURA DEL DECRETO LEY

En noviembre de 2015, Pedro Sánchez decía esto: «El PP ha convertido una figura prevista para circunstancias excepcionales en la forma ordinaria de legislar… Me propongo dar al Parlamento la centralidad que se merece y limitar el uso del decreto ley». A día de hoy Pedro Sánchez es ya el presidente que más ha abusado del decreto ley en la historia de la democracia española y el único que lo ha utilizado para modificar el Código Civil. No duden que de haber hecho esto el PP habría sido calificado por las terminales mediáticas socialistas como «golpe de Estado encubierto». Ahora Pedro, nuevamente con el parlamente disuelto, se propone usar del decreto ley en tiempos de gobierno en funciones, como instrumento de compra y manipulación de votos. Desde este blog ya les advertimos, las próximas semanas previas a las nuevas elecciones asistiremos a un carrusel de decretos ley destinados a comprar votos y engañar al pueblo español de las bondades de un ególatra.

PEDRO Y EL DEDAZO

En 2014, el líder del PSOE pidió la dimisión del Director General de FITUR y del Presidente de Paradores de Turismo por el supuesto «enchufe» de la mujer del primero. Cuatro años después, Pedro Sánchez nombró Presidente de Paradores a Óscar López, exsecretario de Organización del PSOE y ex portavoz del Grupo Socialista. Y en cuanto a su mujer, la de Pedro Sánchez, fue fichada por el Instituto de Empresa para ocupar un puesto creado “ad hoc” para ella. Además, se calculan en más de 500 los altos cargos “colocados” por Pedro Sánchez en sus meses de gobierno efímero.

PEDRO Y SU GRAN CONTRADICCIÓN

Pedro Sánchez, inventor del famoso “no es no” y del “qué parte del no no entiende Sr Rajoy” exige ahora un si rendido y sin condiciones al resto de formaciones políticas porque, a diferencia de lo que hizo Rajoy con él mismo, ofrecer no ha ofrecido nada de nada ni al PP ni a Ciudadanos para obtener esa abstención.

Pedro Sánchez, el hombre que llevó a España a dos elecciones por no querer apoyar al partido más votado y que estuvo a punto de llevarla a las terceras elecciones si su partido no lo hubiera echado de mala manera al constatar que negociaba con los partidos nacionalistas a escondidas de su Comité Directivo. Pedro Sánchez, el hombre que dimitió como diputado para no abstenerse con Mariano Rajoy cuando Rajoy contaba con 137 diputados, ese mismo Pedro Sánchez afirma ahora que son los demás partidos quienes tienen la obligación de hacerlo porque él tiene 123 diputados. Tiene además la cara dura de decir que si no lo hacen  es porque el resto de partidos no tienen responsabilidad de estado ni altura de miras. La pregunta es:  ¿cómo se puede ser tan cínico? Y sobretodo ¿cómo siéndolo sigue recibiendo  los votos de los españoles?  A qué nivel hemos llegado en esta sociedad española que admitimos de esta manera la mentira y la impostura. Les dejo un vídeo al final del artículo para que oigan y vean lo que le decía Pedro Sánchez a Rajoy cuando este último fracasó en su investidura.

Es conocido de los lectores del blog que mis ideas se sitúan en la antítesis de las de Pablo Iglesias y Oriol Junqueras, pero he de reconocer que ambos han sido engañados y son víctimas del cinismo de Pedro Sánchez. A Pedro no le importará que el primero se hunda si con eso obtiene el ansiado trono presidencial  en solitario y que el segundo se pudra en la cárcel si para hacerlo necesita de la abstención futura de ciudadanos. Así es Pedro, máximo representante de esa generación de políticos que crecen en la mentira y que tienen los principios de Groucho Marx  “Estos son mis principios. Si no le gustan… tengo otros”

EL SUEÑO DE PEDRO

Como saben Pedro empezó a asentar su nuevo relato al minuto siguiente de no querer ofrecer parte del pastel del poder a Unidas Podemos. Lo quiere todo para él. Y en ese relato en donde todos son malos e incapaces, menos él. Ahora nos quiere vender que no podría dormir si Podemos está en el gobierno. Por lo visto aquello que no le quitaba el sueño en Julio, cuando les ofreció 3 ministerios y una vicepresidencia, ahora sí se lo quita. Bueno, pues las pesadillas de Pedro nos van a costar a todos los españoles 250 millones de euros y volver a votar, todo porque este hombre no es capaz de ceder en un gobierno de coalición con unos, ni firmar unos mínimos de constitucionalidad con los otros. Lo quiere todo, para él y a su manera.

¿QUÉ PUEDE SALIRLE MAL A PEDRO?

Todas las encuestas le dan como el gran ganador del 10 de noviembre a costa de un Podemos hundido que no tendría otra opción que apoyarle y de un Ciudadanos víctima de su propia inconsistencia política. Ambas formaciones no tendrán más remedio que apoyar a Sánchez que entonces tendrá dónde elegir. En el camino Sánchez lo cree tener todo bajo control: los medios de comunicación a su servicio con el gran Ferreras a la cabeza y la Sexta, antaño valedor de Pablo Iglesias, ahora pleno colaborador de Sánchez, el BOE para regar de dinero su campaña y el aparato del estado para difundir su relato, pero hay dos elementos que podrían volverse contra él. Por un lado la irrupción de una nueva formación, la de Íñigo Errejón que fragmentaría aun más los votos de la izquierda y por otro el hartazgo de muchos españoles ante la mentira descarada y el más marcado de los relativismos. La gente está ya cansada de tanta mentira y la desafección por los políticos alcanza ya su grado sumo. La abstención el 10 de noviembre podría subir y mucho pues además la mentira propagada por el aparato del PSOE en las anteriores elecciones de que Vox iba a sacar 50 o más escaños y que movilizó a toda la izquierda ya no sirve. Ni VOX ha resultado ser tan peligroso ni nadie se cree ya esos resultados. Finalmente está el grado de crispación en Cataluña, que podría aumentar considerablemente tras la sentencia del 1 de octubre y que podría alterar también significativamente el voto del 10N.

Desde este humilde blog solo me cabe pedirles que no voten a quien miente y cambia de principios de forma reiterada. Ya va siendo hora de exigir coherencia y altura de miras en los políticos que tanto maltratan a este país. Si no ponemos nuestro granito de arena para hacer de la política algo más digno ésta se enfangará más y más. Nuestro grano de arena es el voto y hablar claro y alto y sin complejos cuando nos piden nuestra opinión. Hagamos ambas cosas y empecemos todos a construir un espacio político más digno, más sano y más honesto.

Comparte esto:
  •  
  • 1K
  •  
  •  
  •  
  •  
    1K
    Shares